Mucho más que un Organismo de Control Técnico

Certificación Energética

Certificación Energética

Este servicio abarca tanto las certificaciones de eficiencia energética de edificios existentes que se vendan o alquilen, en cumplimiento Real Decreto 235/2013 que regula su obligatoriedad a partir del 1 de Junio de 2013, como las certificaciones externas de edificios terminados de nueva construcción (previamente certificados por el autor del proyecto y la dirección facultativa), según la normativa vigente emanada de las directivas europeas sobre la materia.

 

¡ CONFÍE EN MANOS DE PROFESIONALES LA CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA DE SU HOGAR !

Contamos con un equipo de profesionales con una amplia experiencia y avalados por INDYCCE OCT.                

¡ Contrate su Certificación y obtendrá la tasación de su vivienda de forma gratuita !

------------ DATOS DE CONTACTO ------------------
Nombre:
E-mail:
Teléfono:
------------ DATOS DE LA VIVIENDA ------------------
Dirección del inmueble:
Código Postal:
Tipo de inmueble:
Superficie útil (m2):
¿Dispone de planos?  SI NO
Número de fachadas:
Número de ventanas/puertas al exterior:
Tipos de instalaciones de su vivienda:  Agua caliente Calefaccion Aire acondicionado
Preguntas o comentarios:

La certificación de eficiencia energética de edificios por técnicos competentes y especializados proporciona información acerca del consumo de energía en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación de los mismos, así como sobre su nivel de emisiones de CO2 y los clasifica dentro de una escala con un rango que va desde la letra A (edificio más eficiente energéticamente) hasta la letra G (edificio menos eficiente). Esta calificación energética se valida y registra por el organismo competente de cada comunidad autónoma.

¿CÓMO FUNCIONA?

-  INDYCCE le facilita y acelera la obtención del certificado energético de su vivienda, local u oficina en cualquier punto de España.

- Contamos con una red nacional de los mejores técnicos especialistas en certificación energética.

- Nuestro servicio es rápido, eficaz y económico

- Solicite ahora su presupuesto sin compromiso

VENTAJAS del Certificado Energético de viviendas

Los consumidores comprenden de forma natural las ventajas del Certificado Energético de viviendas. Pero el propietario de una vivienda puede obtener no pocas ventajas comerciales, pese a que en un principio el certificado energético de su vivienda le pueda parecer un gasto inútil y contrario a sus intereses.

Disponer un Certificado Energético de vivienda con una alta calificación, o al menos superior al del resto de su entorno, produce para el propietario las siguientes ventajas:

1. Mayor valor de mercado. La vivienda con un buen certificado energético se diferenciará del resto viviendas similares adquiriendo un valor añadido en su venta o alquiler. Este valor aumenta a costa de los valores del resto de viviendas parecidas pero de peor certificado energético.

2. Comercialmente aporta una imagen “verde”, tan apreciada ideológicamente por una mayoría de la población, muy predispuesta a valorar este factor.

3. Mayores tasas de ocupación y venta. Al estar diferenciadas comercialmente por su mejor certificado energético, estas viviendas se venden antes. También sus rentas son más elevadas que la de viviendas similares con peor calificación.

4. Menores costes de mantenimiento. Las viviendas con un buen certificado energético consumen menos energía punta y, por ello, pueden contratarse potencias eléctricas más reducidas, con lo que el término fijo de energía del recibo de la luz desciende muy considerablemente.
Para el propietario no existe la obligación de poseer un certificado energético de vivienda con un nivel mínimo exigido. Pero lo aconsejable, en caso de obtener un pésimo certificado energético de vivienda, es realizar unas discretas mejoras. En la mayor parte de los casos, con una pequeña inversión se puede aumentar mucho el valor de la vivienda en  el mercado.

 FIABILIDAD TÉCNICA

El proceso de certificación energética de un inmueble es una labor compleja que, en esencia, requiere:

-Una o más visitas de inspección al inmueble a certificar.

-La utilización de herramientas específicas reconocidas oficialmente para el cálculo exacto.

-El levantamiento del plano del inmueble, si no es aportado por el propietario.

-La recopilación de los datos administrativos y catastrales del inmueble, de los materiales componentes, de sus fachadas y cerramientos.

-La recopilación de os datos del consumo eléctrico y de gas del inmueble durante el último año.

-El cálculo de la eficiencia energética del inmueble antes analizado, realizado por personal técnico titulado, con formación específica.

-La elaboración de un exhaustivo informe en el que se cuantifica y justifica la asignación a la vivienda, local u oficina de una determinada etiqueta energética (A-B-C-D-E-F-G)

-La proposición de alternativas para la mejora de la etiqueta energética del inmueble en uno o dos grados.

-La entrega al cliente de tres copias del certificado energético que recoge todos los datos anteriores y que es válido para los siguientes diez años.

Si no se sigue este minucioso proceso y/o el técnico certificador no cuenta con la formación adecuada, el cálculo asignará a la envolvente del edificio unos valores estimados mucho más desfavorables que los reales. Y el resultado será que la calificación energética, aunque sea legalmente admisible, penalizará a su inmueble con una etiqueta que podría haber sido mejor realizando cálculos más afinados.

Como consecuencia, su vivienda adquirirá en el mercado un valor inferior al que merece, ya que los clientes descartarán casi por sistema las viviendas con peores etiquetas energéticas, sufriendo así una depreciación estimada de hasta un 25%.  Por eso es extremadamente importante que la formación del técnico seleccionado sea verificada. En el caso de INDYCCE, todos los técnicos tienen la formación específica validada por sus Colegios Profesionales y conforme a las directrices del IDAE.

EXCLUSIONES DE LA OBLIGATORIEDAD DEL CERTIFICADO ENERGÉTICO

- Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico

- Edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas

- Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años

- Edificios industriales, de la defensa y agrícolas o partes de los mismos, en lo destinado a talleres, procesos industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales

- Edificios o partes de edificios aislados con una superficie total inferior a 50 m2

- Edificios que se compren para reformas importantes o demolición

- Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo de energía inferior al 25% de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable del propietario de la vivienda.